PISCINAS DE ACERO

PISCINAS DE ACERO GALVANIZADO

En  las piscinas de acero la estructura de las paredes del vaso es de acero galvanizado de gran espesor. Están formadas por una serie de paneles de chapa de acero ensambladas por simple atornillamiento provistos de contrafuertes y también de acero galvanizado. La galvanización tiene por objeto proteger el acero la oxidación y la corrosión.

El zinc desempeña un papel de primordial importancia en la lucha contra la corrosión. Los paneles reciben un recubrimiento de galvanización en un baño caliente, es decir, por inmersión en un baño de zinc en fusión a doble cara que llega en la mayor parte de casos a un espesor de 70 micras, lo que corresponde a una protección activa que impide todo tipo de oxidación.

El galvanizado de las chapas de acero se realiza en continuo y por ambas caras, con recubrimiento de zinc de 400 gr m2, además del recubrimiento de láminas de PVC flexible, liner que garantiza la total estanqueidad del vaso.

Cómo se ha referido en el párrafo anterior el revestimiento interior será realizado por él liner que recubre totalmente las paredes de la estructura y el fondo de la piscina, que será el del propio terreno en donde quede asentada previamente preparado y alisado con una capa de mortero y hormigón.

Su instalación no precisa la colaboración del personal técnico y especializado. Quién se considere algo “manitas” y buen amigo del bricolaje puede perfectamente realizar el montaje y puesta a punto con toda garantía y seguridad.

La operación preparatoria de trazar y marcar el perímetro en el suelo, verificar la inclinación y cotas de nivel del terreno, así como los trabajos de excavación, no diverge en nada a cualquier otro sistema tradicional de piscinas que ya ha sido tratado en puntos anteriores.

La profundidad de la excavación debe ser ligeramente superior a la necesaria, para permitir posteriormente realizar la soledad.los paneles de acero y los contrafuertes deben colocarse sobre tierra compacta. Su anclaje se realiza con precisión.

Una vez montadas las paredes de la estructura se procederá a colocar el revestimiento con la lámina de liner, que tiene la forma y la medida exacta para adaptarse como un guante para el hueco. Una vez haya sido colocado el revestimiento se iniciará el llenado de la piscina. La última operación, después de la realización del circuito hidráulico, puesta en agua y rellenado exterior con tierra, es la colocación de los brocales o piedras de coronación

Los comentarios están cerrados.